14 ago. 2013

Haz como el Burro


(Fábula)

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar algo que hacer. 
Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo. 
Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo.
El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente. Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.
El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio... con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble: Se sacudía la tierra y daba un paso encima de la tierra.
Muy pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.

La vida va a tirarte tierra, todo tipo de tierra... el truco para salir del pozo es sacudírse y usar la misma tierra para dar un paso hacia arriba. Cada uno de nuestros problemas es un escalón hacia arriba. Podemos salir de los más profundos huecos si no nos damos por vencidos... 

¡Usa la tierra que te echan para salir adelante!


Dice la Biblia (2 Crónicas 19:11b)
 "¡Dios los ayudará a hacer el bien! ¡Sean valientes, y manos a la obra!"

El coraje es una de las características más notorias de muchas mujeres y hombres en la biblia. Ester mostró coraje cuando fue a ver al rey sin avisarle y arriesgó su vida en favor de su gente. David era un jovencito cuando decidio enfrentar al gigante Goliat y lo derribó.

Necesitamos coraje para aceptar la verdad sobre nosotros mismos, coraje para cambiar cuando nos situamos en el confort y no queremos salir, coraje para defender nuestras convicciones, el coraje implica equivocarnos antes de acertar. 
El coraje es tener el valor de hacer algo aún cuando tenemos miedo e impedimentos para lograrlo, la valentia es la decisión que tomamos para hacerlo.

La única forma de avanzar y ser cada vez mejores personas es teniendo coraje, siendo valientes, e intentando hacer lo que nosostros mismos no nos creemos capaces de hacer y lograr. Si Dios confía en nosotros para usarnos en alguna tarea, quienes somos nosotros para dudarlo, si de Dios viene la fuerza, el poder y la autoridad para capacitarnos y hacer cosas increibles.

Pra. Mónica Polanco

Posts Populares