8 abr. 2009

LAS DAMAS PRIMERO

Compartir


“Estaban allí muchas mujeres mirando de lejos, las cuales habían seguido a Jesús desde Galilea, sirviéndolo.” Mateo27:55 (RV95)

A las mujeres nos otorgan muchos privilegios en la sociedad, por ser más frágiles o delicadas. Con gestos de cortesía nos dan el asiento en el autobús, nos tratan con mas amabilidad, nos ayudan si vamos cargadas de bultos, nos ofrecen compañía cuando tenemos que caminar en obscuridad, una atención especial en las filas si estas encinta o con un bebe de brazos, etc…siempre “Las damas primero” Todavía mucha gente nos considera y nos respeta dándonos alguna preferencia.

¡Pareciera ser que solo en la iglesias hoy no tenemos ciertos privilegios para ser consideradas como tal!, sin embargo, en la antigüedad las mujeres recibieron la mayor de las atenciones de parte de Cristo; El se atrevió a “hablar“ a la mujer Samaritana sin cuestionar el que dirán (Juan 4:26), “defendió” a María de Betania en la casa de Simón (Juan 12:7), les dió esperanza y consuelo (Juan 11:40-44), perdonó y dignificó a la mujer adúltera (Juan 8:11), no las desamparó (Juan 19:26,27), etc.

Jesús vino para cambiar el concepto de la mujer, para sacarlas de un bajo perfil dignificándolas en medio de una sociedad que las oprimía y que les robaba sus derechos.
En aquella época las mujeres seguían a Jesús por todas partes ¡Amaban sus enseñanzas! ¡Se identificaban con su libertador! Se sentían comprendidas, aceptadas, inspiradas en el Aquel que las amó incondicionalmente, esta actitud brotaba de un corazón agradecido y al trato especial que El les brindo.

Por esto notamos a través de la escritura que las mujeres gozaron de grandes privilegios y notables distinciones que ni siquiera sus discípulos; los que decían “amarle” tanto, ni los que “comieron” con El, ni los que dijeron “seguirle hasta la muerte”, estuvieron tan cerca del momento mas crítico que Cristo debía enfrentar, pero ellas…

-Estuvieron hasta el último en la cruz. (Mr. 15:47)
-Fueron las primeras en la tumba. (Jn. 20:1)
-Las primeras en proclamar la resurrección. ( Mt. 28:8 )
-Las primeras testigos a los Judíos. (Lc. 2:37,38)
-Asistieron a la primera reunión de oración. (Hech. 1:14)
-Las primeras en recibir a los misioneros cristianos (Pablo y Silas) en Europa. (Hech. 16:13)
-La primera convertida en Europa fue una mujer (LIDIA).(hech. 16.14)

Conclusión:

“Mientras mas cerca este de Jesús, mas Dios me honrará y mientras mas viva para El, mas mi compromiso de servir, pero ya no por mandamiento ni ley, sino por amor y por lo grande que hizo en mí”
¿No deseas también ser la primera? Dile: ¡Heme aquí Señor! , La primera delante de su altar, la primera en congregar, la primera en servir, la primera en… ¿La primera en todo?... ¡Sí! Para honrar a Aquel que nos rescató y dignificó para su Gloria y Alabanza.

¡Decide hoy, ser la “primera” en servir a Aquel que también es “El Primero y el Ultimo”


Pra. Mónica Polanco

Posts Populares