18 abr. 2010

DICHOSOS LOS QUE TE ALABAN

Compartir

Alineación al centro
"Una sola cosa le pido al Señor, y es lo único que persigo: habitar en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor y recrearme en su templo." Salmo 27:4 (NVI)

El deseo más grande de David era vivir a diario en la presencia del Señor, no tan solo para recrearse en la hermosura de aquel templo jamás proyectado, con el mas bello y fino diseño pensado en un Dios tan digno y maravilloso, merecedor de toda alabanza que habitará allí para siempre. Sino, para contemplar la hermosura de Aquel que amaba con toda su alma, al único Dios que conquistó su corazón, con la grandeza de su poder, que le dió amor,vida, salvacion, refugio, protección, sustento, fortaleza, etc.
Solo aquellos que anhelan vivir diariamente en la presencia de Dios, sabrán del regocijo del alma que siente al estar en la casa del Padre Eterno y Perfecto, porque su alabanza es para siempre.
Pra. Mónica Polanco

Posts Populares