2 ene. 2009

ABORTO

Compartir

La tumba cavada para un inocente


"Tú hiciste todo mi cuerpo. Tú sabes todo de mí, desde que estaba en el vientre de mi madre.
Te agradezco porque me hiciste de una manera maravillosa; sé muy bien que tus obras son maravillosas.
Tú sabes todo de mí. Tú viste mis huesos crecer mientras mi cuerpo se formaba en el vientre de mi madre.
Tú viste formarse cada parte de mi cuerpo; todo ya estaba escrito en tu libro; fueron formadas a su debido tiempo, sin faltar una sola de ellas."
Salmo 139:13-16 (PDT)

Cuando la ciencia hace referencia a la palabra “cigoto”, “mórula”, “embrión” y “feto” inmediatamente lo relacionamos al fruto de la fecundación. Por cierto lejos estará este ser de la forma y apariencia perfecta que tomara luego del proceso natural y evolutivo de la gestación, solo se que dentro de ese “Hosting” que Dios le asigno con tanta providencia a cada mujer para proteger, sustentar y permitir el desarrollo dentro de él, a lo mas bello y perfecto que El creo , como es la vida del ser humano.

El vientre que Dios otorgo a la mujer fue para dar vida, sin embargo, desde siempre y hasta ahora, millones de mujeres en el mundo lo han transformado en la “Tumba Cavada” para sus propios hijos. Claro esta que un aborto espontaneo se dará por razones obvias de alguna anomalía o disfunción no prevista ni deseada por la madre, pero cuando se trata de la elección y decisión de la propia mujer ya sea en forma doméstica, química o quirúrgica, estamos frente a una decisión voluntaria para cometer el crimen mas atroz de la existencia, al tratarse de un ser que lleva su propia sangre, de alguien inocente, frágil e indefenso, que solo precisa y reclama amor, calor, cuidado y protección.

No quiero cuestionar a la mujer el motivo que “le indujo” o “quiere inducirle” a cometer semejante actitud. Aunque humanamente existan argumentos validos que lleven a muchas mujeres a cometer esta crueldad, no existe delante de Dios “el dador de la vida” ninguna justificación que valide este crimen sin nombre. Ni siquiera la “Legalidad” del aborto que han adoptado algunos países.
Hay millones de abortos que se cometen en el mundo , pero así también son millones de mujeres que viven las consecuencia innumerables como resultado de esta decisión; desde las fatales, hasta las físicas, emocionales y espirituales.
Si existe un mínimo común entre todas estas mujeres que cometieron este pecado es el de la culpabilidad y el recuerdo imborrable de aquella vez que decidieron poner fin a la herencia y fruto estimable que Dios les concedió.

"He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre”.
Salmo 127:3

Mujer no te dejes llevar por la insinuación de Satanás, ni consejos malavenidos, “la vida esta muy cara” “como lo vas a mantener” “que vas hacer con tu trabajo” “arruinaste tu juventud” “que vergüenza, su padre es un violador” “ya tienes muchos hijos, es una boca mas” “vas a perder tu figura” “vas a perder tu libertad” “eres demasiado joven” “es la única forma de ocultar lo que te sucedió” “es tu única salida hazlo ya” etc…

Recuerda...satanás pide ofrenda de sangre inocente para su adoración, no te transformes en una aliada de sus pactos.Esta es una ocasión oportuna para reflexionar lo que hiciste o lo que deseas hacer.
“Dios perdonara los pecados de la humanidad mientras exista una verdadera confesión, un verdadero arrepentimiento y un renunciamiento” con el propósito de abandonar lo que hasta el momento puede estar afectando muchas vidas. Su sangre derramada es suficiente para borrar y limpiar aun del pecado más vil.
Tu también puedes ser libre de culpa y dolor por tu pasado o el presente que te agobia, solo ven a Jesús y da estos pasos importantes sugeridos para que seas transformada y recibas la completa paz de Cristo en tu corazón.


Pra. Mónica Polanco

Posts Populares