23 nov. 2015

Gratitud

Yo te he dicho: «Tú eres mi Dios; todo lo bueno que tengo, lo he recibido de ti. Sin ti, no tengo nada» .(Salmos 16:2)

Cuando reconocemos a Dios como nuestro Señor y somos agradecidos de todo lo que recibimos, estaremos alegrando el corazón de Dios. 
Él quiere oír nuestra gratitud aun cuando las cosas parecen ir mal, solo debemos creer y confiar que Él tiene todo bajo control.

Procuremos que nuestro corazón sea humilde y sencillo para agradecer a Dios y nos de la fuerza que necesitamos para seguir confiando y obedecerlo, porque tambien existe gente ingrata que no quiere obedecer, solo quiere recibir pero pronto se olvida de Dios.
Mientras seamos agradecidos y reconozcamos que todo viene de Él, su bendición siempre nos seguirá donde quiera que vamos.
...dile ahora mismo: Padre...«Tú eres mi Dios; todo lo bueno que tengo, lo he recibido de ti. Sin ti, no tengo nada»

Pra. Mónica Polanco

Posts Populares