14 ago. 2013

El Vuelo del Halcón

(Fábula)

Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al maestro de cetrería, para que los entrenara.
Pasados unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía qué le sucedía: no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.

El rey mandó llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacer volar el ave. Encargó, entonces, la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Al día siguiente, por la ventana, el monarca pudo observar, que el ave aún continuaba inmóvil. Entonces, decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.

A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines.

El rey le dijo a su corte, “Traedme al autor de ese milagro“. Su corte rápidamente le presentó a un campesino.

El rey le preguntó:
- ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago?

Intimidado el campesino le dijo al rey:
- Fue fácil mi rey. Sólo corte la rama, y el halcón voló. Cuando se dio cuenta que tenía alas se largó a volar.

¿A que estás agarrado que te impide volar? ¿De qué no te puedes soltar?

Dice la Biblia (Marcos 1:20)
"Jesús los llamó, y ellos lo siguieron, dejando a su padre en la barca, con los empleados." 

Vivimos dentro de una zona muy cómoda donde nos movemos, y creemos que eso es lo único que existe, no queremos salir de allí, porque nos parece confortable y nos sentimos a gusto.
Dentro de esa zona está todo lo que sabemos, todo lo que creemos y todo lo que nos gusta.
Jesús llamó a Simón, Andrés, Santiago y a Juan cuando estaban pescando con sus redes,, Jesús les dijo: «Síganme. En lugar de pescar peces, les voy a enseñar a ganar seguidores para mí.» En ese mismo instante, dejaron sus redes y le siguieron a Jesús. Salieron de su zona de confort y de lo que sabían hacer para ir por algo mayor que eso.
Si quieres experimentar realmente a Dios en una dimensión más profunda y un nivel mas alto de fe, tienes que estar listo para dejar tu zona de comodidad y seguirle a Él. 

Pra. Mónica Polanco


Los Tres Gusanos

(Fábula)

“Había una vez tres gusanos de seda que para ellos convertirse en mariposa era un gran problema. Sus nombres eran: Pesimista, Realista e Idealista. Se les acercaba la hora de su transformación y empezaron a sentir los primeros síntomas.

Su voraz apetito fue desapareciendo, su movilidad menguaba a gran velocidad, no paraban de llorar y, finalmente, sintieron cómo el capullo los aislaba del mundo conocido, de la seguridad de lo cotidiano. Allí dentro tuvieron distintos pensamientos:

- Pesimista se dijo a sí mismo que estaba viviendo el final de su vida, y en lo más profundo de su sentir, se despidió de los buenos momentos.

- Realista se dio ánimos diciéndose que todo aquello sería momentáneo y que, tarde o temprano, volvería a la normalidad.

- Idealista sintió que aquello que le estaba ocurriendo podría ser la oportunidad para que se cumpliese su sueño más preciado: poder volar.
Y aprovechó la oscuridad para perfeccionar sus sueños.
Cuando los tres capullos se abrieron, dejaron ver tres realidades iguales y distintas a la vez…

- Pesimista era una bellísima mariposa, pero estaba muerta… Había muerto de miedo

- Realista era una hermosísima mariposa pero, a pesar de ello, empezó a arrastrarse como cuando era gusano. Con satisfacción, dio las gracias al cielo por haber podido seguir igual.

- Idealista, al ver la luz del día, buscó sus alas y, al contemplarlas, su corazón rezumó alegría, emprendió el vuelo, y dio las gracias, repartiendo su dicha por todo el bosque.”
Una misma realidad, tres actitudes distintas y tres consecuencias diferentes.
En estos tiempos de cambios
¿Con cual de los gusanos del cuento te identificas?



Dice la Biblia (2 Corintios 5:17)
"Ahora que estamos unidos a Cristo, somos una nueva creación. Dios ya no tiene en cuenta nuestra antigua manera de vivir, sino que nos ha hecho comenzar una vida nueva."

El tener una buena actitud frente a las cosas negativas que nos suceden en la vida el humanismo lo llama “tener un pensamiento positivo” pero creo que no esta lejos de “pensar como Dios piensa” Dios no es un ser negativo, solo desea todo lo bueno para nosotros a partir de una nueva vida en Cristo, transformada para vivirla plenamente con una buena actitud.

Tenemos al Apóstol Pablo como un gran ejemplo de esto, cuando escribió en Filipenses 4:11  dijo: “regocijaos en el Señor siempre”, el no se encontraba en las mejores situaciones que alguien puede experimentar. ¡Estaba preso, esperando ser ejecutado!

Hay actitudes que podemos elegir cambiar si queremos experimentar una verdadera transformación, actitudes convenientes para tener para una vida saludable en todas las áreas de nuestra vida, como es elegir la humildad ante el orgullo, el perdón en vez del rencor, ser diligentes y no perezosos, optar por la paz en medio de los conflictos, ser perseverantes y no dar lugar a la derrota...etc.

Pra. Mónica Polanco

Haz como el Burro


(Fábula)

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar algo que hacer. 
Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo. 
Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo.
El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente. Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.
El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio... con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble: Se sacudía la tierra y daba un paso encima de la tierra.
Muy pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.

La vida va a tirarte tierra, todo tipo de tierra... el truco para salir del pozo es sacudírse y usar la misma tierra para dar un paso hacia arriba. Cada uno de nuestros problemas es un escalón hacia arriba. Podemos salir de los más profundos huecos si no nos damos por vencidos... 

¡Usa la tierra que te echan para salir adelante!


Dice la Biblia (2 Crónicas 19:11b)
 "¡Dios los ayudará a hacer el bien! ¡Sean valientes, y manos a la obra!"

El coraje es una de las características más notorias de muchas mujeres y hombres en la biblia. Ester mostró coraje cuando fue a ver al rey sin avisarle y arriesgó su vida en favor de su gente. David era un jovencito cuando decidio enfrentar al gigante Goliat y lo derribó.

Necesitamos coraje para aceptar la verdad sobre nosotros mismos, coraje para cambiar cuando nos situamos en el confort y no queremos salir, coraje para defender nuestras convicciones, el coraje implica equivocarnos antes de acertar. 
El coraje es tener el valor de hacer algo aún cuando tenemos miedo e impedimentos para lograrlo, la valentia es la decisión que tomamos para hacerlo.

La única forma de avanzar y ser cada vez mejores personas es teniendo coraje, siendo valientes, e intentando hacer lo que nosostros mismos no nos creemos capaces de hacer y lograr. Si Dios confía en nosotros para usarnos en alguna tarea, quienes somos nosotros para dudarlo, si de Dios viene la fuerza, el poder y la autoridad para capacitarnos y hacer cosas increibles.

Pra. Mónica Polanco

Posts Populares